jueves, noviembre 30, 2006

Lo último del Zorro

El siguiente relato contiene momentos cinéfilos, gemelas regias, una crisis fraternal, una inundación, algo de realismo mágico patito y claro, no puede faltar la poca originalidad de recordar fragmentos del sexenio de Fotz, el cual termina hoy a la medianoche.

Para empezar, no sé si dieron cuenta, pero este mes que termina en muchas ciudades de nuestro país tuvimos en cartelera 4 películas dirigidas por cineastas mexicanos: El Laberinto del Fauno (Guillermo del Toro), Babel (Alejandro González Iñárritu) e Hijos del Hombre (Alfonso Cuarón). Sin embargo, el documental En el Hoyo, del director Juan Carlos Rulfo sólo estuvo una semana en exhibición aquí en Monterrey, y me perdí su proyección.

Para mí fue un suceso notable, porque cada uno mediante su perseverancia y talento está ahí, están presentes en las pantallas, en los diálogos, en el póster y en las pláticas de café de los que amamos el cine. Además se consolidan como la nueva generación de directores que ante la No Industria de Cine Mexicano, construyen sus proyectos y se abren puertas en el extranjero.

Que lejano me parece aquel día cuando veía Sólo con tu pareja, la primera película que vi de Alfonso Cuarón, ignorando que era de él… hasta mucho después. Tenía yo como 12 años. Para mi fue una genialidad, porque el tema del SIDA era tratado con humor mexicano y nada que ver con la cinta lacrimógena de Philadelphia (1993), con un Tom Hanks dramático y agonizante. Cuarón introdujo el tema en mi mente, sin pretensiones ni moralismo: el SIDA.

Fue en esta película que Daniel Giménez Cacho brilló como el cínico amante que saltaba de cama en cama y se cepillaba a las defeñas que caían en su lecho promiscuo; memorable es la secuencia donde está con dos tipas simultáneamente y tiene que salir de su depa por el balcón para estar con ellas, o cuando decide suicidarse con un horno de microondas.. jajaja. Tampoco se puede soslayar la participación de Claudia Ramírez como el objeto del deseo de Tomás (Giménez Cacho). Claro que el final en la Torre Latinoamericana es épico y no lo escribo porque sé que lamentablemente hay muchas personas que no han visto la película.

Lo último de Cuarón no podía ser una película mediocre, por lo que Grace y yo fuimos el domingo pasado a verla, convencidos por la interesante premisa sobre la infertilidad mundial y el caos mundial (¿cuándo ha cesado?). Y en efecto, este defeño nacido en 1961 le ofrece a los cinéfilos una cinta honesta, digna de Hollywood pero sin la banalidad habitual.

La película me gustó tanto que el lunes después de que Grace y yo botaneamos unas ricas crepas en Cinépolis, ella me dijo que porqué no entraba al cine (ella se iba al Gym) total que tenía unos cupones para precio de miércoles. Sin embargo, le comparto a mis lectores que no me gusta ir al cine solo... díganme lo que quieran, pero en verdad es algo que no disfruto. Para mí el cine es una experiencia colectiva, que sería de las películas de horror sin las clásicas niñas de prepa que gritan como si les pagaran, o ir a ver una comedia con el cine lleno y contagiarse de la risa. En fin.

Aquí aparecen las gemelas regias que mencionaba al principio, las hermanas de Rosy, la mejor amiga de Grace aquí en Monterrey. Gracias a ellas no entré al cine solo y hasta las convencí de ver Hijos del Hombre. Así es, mi segunda vez. Bien divertidas ellas, una tenía clase al otro día y la otra examen de patologías (¿?) pero ahí estaban. Antes y después platicamos sobre El Señor de los Anillos y Matrix... las gemelas también son adictas al cine.

Entra el realismo mágico... de regreso Grace pasó por mí al cine y nos dirigimos a su casa, venía toda contenta del gym y platicamos de cosas triviales con música de fondo en el coche. Así, palabra más palabras menos, hasta que llegamos a su casa y notamos un fuerte ruido, tipo cascada, que se oía en su depa. Abrimos la puerta y ZAS!! estaba todo inundado, la sala, el comedor, el baño y así a medida que nuestros pies se empapaban al entrar más en su casa. De inmediato corrí a cerrar la llave de paso del agua, pero ya era tarde... había como 2 centímetros de agua en toda casa, y el baño, el cuarto de lavado y el patio se convirtieron en una alberca... Pues ya todo sacado de onda, empecé a ayudarla quitando las conexiones de la tele y la PC del piso, empezando a sacar el agua con escobas, porque no había escurridor (sic) y llamarle al plomero del edificio para que viniera a reparar al fuga (vino al otro día!!!).

Pero ahí no para la cosa, noooo. Claro que Grace le llamó a su hermano para que viniera ayudar, pero el tipillo todo despreocupado llegó media hora después porque estaba con la novia. Aquí entra la crisis fraternal... Grace se enojó con él por su irresponsabilidad y el otro hizo pancho porque la mamá le habló para que fuera a ayudar a su hermana. O sea, tu casa se inundó!!!

Vicente Fox

Puedo pensar en más de una persona que está feliz porque Chente ya se larga al rancho, donde no llegan los periódicos y aunque llegaran no los leería, pero no creo que su ñora Sahagún mantenga un perfil bajo con su (ro)Vamos México. Pienso en otra mayoría de ciudadanos que tienen sus esperanzas puestas en Calderón, su carrera política, la confianza de su triunfo electoral, su formación académica y el 35% de los mexicanos que votaron por él. A diferencia de Fox, Calderón no trae el bono democrático de hace seis años y en cambio hereda una crisis política que se niega en convertirse en cicatriz. El michoacano la tiene complicada y en parte por culpa del PresiChente.

Esto porque al final del sexenio Fox se obsesionó con ser el Presidente que trajo la Democracia a nuestro país e introdujo la libertad de prensa (sic). Estos últimos spots con la frase "Con esto de la democracia..." me resultan irritantes y más porque en 2006 el Gobierno Federal se cansó de publicitar su migajas de logros. Comunicar se volvió Gobernar en Los Pinos. Además, como lo mencionó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Fox constantemente intervino en el proceso electoral pasado por su otra obsesión, la de evitar al triunfo del Peje. Se nota que olvidó cuando él portaba boletas electorales simulando, su reproche a Salinas en el 1988.

Él se va y nos quedan los perredistas nefastos atrincherados todavía en San Lázaro, el Peje legitimo con sus aires de grandeza pero la falta de valor para aceptar la derrota, y una ceremonioa de sucesión todavía en suspenso. Pienso... Fox y su pasividad le hicieron tanto daño a México como los excesos de poder de los PRIsidentes de la otrora dictadura perfecta.


4 comentarios:

Kike dijo...

de cine poco sé estos días... life is hard for a lonely unemployed... pero comparto la opinión del cine a solas... es una experiencia colectiva (aunque esperemos que son bebes llorones en el colectivo, por favor)...

lo de la inundación... que mal!! no demoro en estar en la smismas, pues mi cuarto se llueve...

jejeje... en fin... pronto te tendremos por acá, con historias de Aerobus y sus cheetos de mercado...

la tita dijo...

De cine estas vacaciones me he chutado hartas películas, y todas muy buenas, los hijos del hombre... bien chingona, sabiendo que la moraleja no es en sí explícita, creo que la "esperanza" es el fondo de la peli.
Que te puedo decir sobre los pleitos fraternales que vivió tu novia... yo todos los días me chuto esa situación con mi hermana... el problema no es conmigo, sino con mi mamá que no deja de pensar en ella y en su noviazgo con el hijo bastardo de Chico Che (es en serio anda con ese wey), el cual no tiene una carrera universitaria y es un motoquero (como se dice en Argentina) y la neta es medio irónico... mi hermana tan mamona que es (supuestamente) anda montada en una moto cualquiera (segun ella con casco) ah! pero eso si... con una bolsa Louis Vuitton de $500 dólares... mmmm... mínimo en un Chevy me subiría para que no me jalen la bolsa en alguna avenida.
Sobre Fotz... bueno... caso cerrado.. pero lo mas chingón de todo fue como tomó protesta Calderón, operación a la cual llamo "behind the flags" jajaja de la nada que se nos aparece en medio de las banderas del recinto de San Lázaro... una obra de logística y agradezco a Presidencia de la República por no televisar ese momento (mmm...)
Hoy juegan las chivas y esperemos que le den en la madre a las Águilas.
Ayer me encontré a un amigo de mi hermano de la prepa el cual se casó antes de terminar la carrera, y me dijo que estaba muy cambiada casi irreconocible, me preguntó "y ya te casaste?" R= No, "y tu novio? lo dejaste en veracruz o lo tienes aquí?" R= No tengo. Y antes de entrar en shock por el PORQUE NO TENGO NOVIO, le dije muy sinceramente "tengo 23 años y esa no es mi prioridad en este momento" me gustó esa contestación
Para finalizar mis clases de manejo van a la mitad, ya he salido a carretera y el lunes entro en el tráfico... cada vez me siento mas segura y ya se me está quitando el trauma post coche, asi que pronto seré toda una Speed Racer

Marcos dijo...

el laberinto del fauno, esa es la unica que he visto de las que mencionas, me gustó, algo lenta por momentos, pero con el sombrío toque de guillermo del toro, cuya primera pelicula que vi y me gustó mucho fue "el dia de la bestia" a pesar de ser mexicano, se apoya mucho en la produccion española y gringa en el caso de blade 2 y hellboy, malichista? tal vez, pero lo que a mi me importa es que la pelicula me haya gustado, que haya valido la pena el gasto del cine, saludos bro

Marcos dijo...

Felicidaes, ya eres TODO un Lic. por todas las de la ley, ora si ya no hay pretexto, se acabó la hueva, abuscar trabajo cabrón!!